Articulos de opinión

Las fechas

¿Sabes cuando hay un día señalado y no recuerdas qué día es exactamente? Hoy he tenido uno de ellos. Me he despertado, como todas las mañanas, solo con un ojo abierto e yendo a la cocina a por un café, con la esperanza de que éste me despierte para seguir trabajando (sí, un domingo).

Lo bueno de las redes sociales actuales es que si se te olvida una fecha, puedes estar tranquilo, porque te la recuerdan en un pop-up nada más abrir el ordenador, y el móvil, y la tablet, y cualquier dispositivo electrónico en el que tengas la maldita aplicación.

Muchos científicos afirman que el cerebro es ese gran desconocido. Un laberinto misterioso en el que se han forjado las más brillantes teorías, los descubrimientos más asombrosos, donde la inquietud y la incertidumbre han dado lugar a buscar una explicación para nuestra mismísima existencia. Sin embargo, otras veces, el cerebro se convierte en un niño malcriado y caprichoso, que decide luchar por sus convicciones sin respeto al prójimo, que interpreta los acontecimientos de la manera que le place, que es capaz de aislar momentos y sentimientos, y si no está conforme, los desterra bajo llave en una cajita.

Hoy ha empezado la primavera y no estás tú. La flor del olor más delicado, el geranio del rojo más brillante, el patio más colorido y tu la luz que lo ilumina. Los días contigo se pasaban rápido, pero tenían el sabor de lo eterno. Mi infancia pasando las tardes contigo, escuchando a Mozart o a Albéniz, mientras cocinabas y los niños hacíamos recados a la tienda de al lado. O cuando jugábamos al parchís y a las cartas mientras la merienda era pan con chocolate. O cuando tenía que ser tu rebelde alumna y culpaba a las teclas desgastadas. O cuando las sillas estaban en la puerta y al sentarme allí me parecía dominar parte de la acera…Esos días los recuerdo con un aura de felicidad.

Esta mañana me he levantado y no sabía qué día era. Tristemente me lo ha recordado una publicación de Facebook. De manera egoísta, reconozco que te había metido en una de esas cajitas bajo llave, para poder seguir viviendo. Sé que ahora no podré olvidar esta fecha y me aterra, porque yo no te recuerdo como un día, ni como algo que no está, sino como un alma imperante que vive en mí y que se levanta y se acuesta conmigo todos los días.

Sinceramente, espero que los dos estéis juntos y felices, que nos sigáis acompañando en nuestros pasos, decisiones, descalabros y de más vicisitudes, pero también que seáis partícipes de nuestras alegrías y victorias. Es un orgullo haber formado parte de vuestras vidas.

Siempre en nosotros.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Las fechas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s