Articulos de opinión

La luz de septiembre

Tengo una amiga que dice que si consideras que el año comienza en septiembre, significa que todavía eres joven.

Cuando era pequeña, consideraba que el verano llegaba a su fin el día de los fuegos artificiales de mi pueblo y septiembre se presentaba como el principio de una etapa llena de ilusión: un curso nuevo, material escolar de estreno, el reencuentro con amigos, asignaturas que solo estudiaría ese año (como física, de la cual me desharía nada más catar el primer suspenso)  y, en definitiva, volver a empezar, otra vez. Lejos del archiconocido anuncio de El Corte Inglés, ya en mi etapa adulta, el otoño se presenta como una oportunidad para cambiar de aires.

Parece que el agua del mar de las playas veraniegas haya limpiado las heridas y preocupaciones del año pasado, dejándonos renovados para enfrentar nuevas aventuras. Es esa sensación embriagadora de poder encontrar horizontes distintos, nuevas metas que conseguir y la posibilidad de continuar cambiando y aprendiendo a lo largo de 365 días. Parece mucho tiempo, pero pasa rápido. La vuelta a la rutina no se debe concebir como algo pesado, es lo que realmente da ritmo a nuestra vida. La obligación de levantarnos por las mañanas, pintarnos la raya del ojo y colocarnos el tacón es fundamental para que nuestra existencia no se convierta en un vertedero de días tirados delante del televisor. Hay que recordar los buenos momentos y olvidar los peores, o aprendes de ellos o convives con ellos, pero nunca hay que estancarse o aferrarse a algo que ya forma parte del pasado. Al fin y al cabo, son nuestras malas decisiones las que nos han traído hasta este punto, ese en el que valoramos los nuevos comienzos.

La luz está al final del túnel, pero por experiencia propia, solo nosotros mismos podemos buscar las pautas para conseguir llegar a ella y convertir las mañanas nubladas en amaneceres dorados. Haz que cada día cuente, intenta encontrar tu toque de frescura y asegúrate de empezar este “curso” con el pie derecho.

“El tren sólo pasa una vez, no llegues tarde”.

Anuncios

2 comentarios sobre “La luz de septiembre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s