Articulos de opinión

Misión olvido

Pablo Neruda escribió: “Es tan corto el amor y tan largo el olvido”

El paso principal, es darse cuenta de que estamos ante una pérdida, alguien que no volverá a nuestra vida. Sólo tras comprender eso, tendremos un punto de partida en el que comenzar de nuevo. De nada sirve aferrarse a lo que “pudo haber sido”, ni lamentarse “por lo que no hice” ni “por lo que no debería haber hecho”: Esta es una oportunidad de crecer y recuperarnos a nosotros mismos: “Si no te quieres a ti mismo, nadie te valorará”:

En primer lugar, no te lances a la primera persona que te ofrezca consuelo, porque seguramente no te ofrecerá el amor que buscas. Intenta centrarte en tus amigos y familiares, pero principalmente, en ti mismo. Debes tener en cuenta que cuando estás sin pareja, tienes mucho más tiempo para ti. Mis consejos para olvidar y renacer son los siguientes:

  1. Cuidate: si te sientes mal por dentro y tu aspecto fisico se deteriora considerablemente, te hundirás aún más. Una alternativa para cuidarte y no pensar, es apuntarte a un gimnasio en las que dos clases de boxing y zumba no te dejarán aliento para pensar en el que se fue. Si no sabes cocinar, aprovecha para apuntarte a esas clases de cocina sana o tailandesa que tanto te gustan. Conocerás gente y cuidarás la línea.
  2. Aprende a suplirle: si esa persona era un Masterchef o Don Limpio, aprende a realizar por ti mismo esas tareas y asi tendrás menos motivos para echarle de menos. En caso de que no sepas, busca a alguien que te ayude mientras no encuentras a un sustituto en tu corazón y de paso, manitas a domicilio.
  3. Amplia tu grupo de amigos: en esta época, toda tu familia y amigos cercanos intentan apoyarte y al sentirte refugiado, sientes la necesidad de hablar constantemente de lo que te ocurre. Busca amigos ocasionales, con los que tengas poca confianza, así te dará verguenza hablar de cosas personales y te distraerás de verdad. Piensa que es divertido por unas horas invertarte un papel en el que no hay hueco para la tristeza.
  4. Sé fiel a tí mismo: una ruptura no es un fracaso, es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad para encontrar esa persona que te hará soñar, sentirte vivo, acogido, amado y sin miedo al rechazo. No busques a un candidato cualquiera para quitarte la espinita, manten tus criterios de búsqueda, así evitarás citas engorrosas de las que salir despavorido.

Recuerda: Al no mencionar algo, no haces que eso desaparezca, pero al menos no contaminas tu presente recordándolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s