Articulos de opinión

Tengo ausencia de ti

Habíamos discutido y decidí tomar el aire y salir con una amiga a un restaurante. El restaurante era de estos en los que las fotos de las paredes, el grupo en directo y la comida son capaces de trasladarte a otro mundo, directamente a Cuba (¡mi amol!). Entre cócteles y ropa vieja, mi amiga y yo intercambiamos confidencias: ella tiene un familiar enfermo y yo cada vez más pienso que estoy muy triste con mi relación. Sin embargo, por un momento, ese ambiente que invita a bailar y a echar los problemas afuera, hace que la dirección de la conversación se redirija a algo más alegre, a hablar de planes de vacaciones futuros.

La noche avanza, y acabo en casa con un sombrero de paja y una fotografía con un chico de color muy atractivo en el móvil. Me pongo el sombrero para hacer mi entrada triunfal en casa, para que me preguntes qué tal me ha ido, para que te rías de mis ocurrencias, para que…definitivamente…estés conmigo. Entonces, entro por la puerta, esa que me has dejado abierta, y no me saludas, ni me miras, estás inmerso en tu mundo virtual, como siempre. Y al final, tras una discusión que tiene aire de ruptura, obtengo nada, la misma reacción, sentirme sola en mi propia relación.

Y es que una relación es para tener a tu lado una persona que te aporte alegría, que te acompañe en las noches de fiesta y de tristeza, que sepa apreciar la importancia de tu mundo, tus amigos, tu familia y que quiera incluirse en él. Luchar contra viento y marea no merece la pena si no es contigo. No puedo revelarme contra un ejército de “Noes” si de tí mismo no soy capaz de arrancar un “Sí”.

No puedo seguir arrastrando una relación en la que la mayoría de las veces tengo a una persona a mi lado estática, que espera que todo lo haga yo, que arrastre con una mochila emocional que él no me hace más llevadera.

Me siento sola cuando estás y no estás, cuando noto esas carencias que no habría en esa persona ideal que a veces sueño. Cuántas veces me habré imaginado a esa persona llenando de color mis días…

¿Y entonces? ¿Por qué no le dejas? Porque el amor y el miedo son sentimientos poderosos y ahora siento ambos. Temo darme cuenta de que perdí a mi alguien especial, temo no volver a enamorarme y también, está esa parte, le sigo queriendo.

Pero te diré…que sí, tengo ausencia de lo que no eres, de lo que sí fuiste y me dolió, tengo ausencia cuando callas, cuando no me escribes, cuando no compartes mi mundo, cuando tu cuerpo está junto al mio pero está frío…

Tengo ausencia de ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s