Articulos de opinión

Con las manos atadas

Recuerdo

que siempre decías

que no hay nada para siempre,

que lo eterno,

solo dura un poco más,

que el secreto estaba

en quererse mucho y fuerte

cada instante.

Y yo te miraba

como quien mira

las cosas que teme romper,

por miedo a que lo hicieras

y te llevaras mis sueños contigo.

Victoria Ash– Poemario “La culpa es de las musas”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s